Reseña de Dealing with Dragons (Wrede)

Me encantan los libros de fantasía y sobre todo aquellos donde aparecen dragones, que es, a mi entender, la apoteosis del género fantástico. Para algunos autores serán los elfos, para otros los enanos, pero para mí son los dragones.

Además, cada autor le da su impronta a sus dragones, lo que hace que, de un libro a otro, la situación de estas criaturas sea diferente: en algunos son seres únicos, Eragon, por ejemplo; en otras obras están en extinción, Song of Ice and Fire, por ejemplo; en otros libros son criaturas normales como cualquier otro animal, por ejemplo, la serie Harry Potter, o, como en el caso de Dealing with Dragons, los dragones pertenecen a la estructura de sociedad pintada por el autor. Y también varían, de autor a autor, en cómo los dragones son, cómo se ven, cómo actúan, y las cosas que pueden hacer. Por ejemplo, el don del habla, o hablar a través de los pensamientos, o no hablar para nada. Escupir fuego, o veneno, o nada, ser violentos, ser pacíficos, vivir con los humanos, odiar a los elfos, odiar a los enanos, odiar a todo el mundo, ser de diferentes colores, de diferentes tamaños, obedecer a los humanos, luchar contra los humanos, vivir por siempre, vivir un largo tiempo, vivir una vida breve, etc.

Hay un artículo de Wikipedia que recomiendo leer, que se trata de una lista con dragones en la cultura popular, aquí el link. Creo que hay muchos que se pueden agregar, así que si hay algún lector que trabaja en actualizar Wikipedia como pasatiempo, he aquí un artículo que necesita bastante trabajo. Solo tengan cuidado, porque acabo de leer un F*************** spoiler de Eragon en el artículo, el cual estoy leyendo ahora. (varios insultos).

La única otra criatura que llega a ser tan variable de libro a libro, a mi parecer, pueden ser los vampiros. En algunas obras no pueden ver la luz del sol, en otras sí, en algunas obras necesitan de sangre para vivir, en otras no, en otras necesitan necesariamente sangre humana, en otras obras pueden vivir de sangre de animales, en algunas tienen ojos rojos, en otras los tienen amarillos, en otras brillosos, en algunas obras pueden volar, en otras transformarse, y me detendré aquí porque no era de los vampiros de lo que quería hablar. Solo decir que hay un gran etcétera.

Dealing with Dragons pertenece a la serie Enchanted Forest Chronicles, o crónicas del bosque encantado (quizás haga otro post con los diferentes nombres de la obra según el idioma, como lo hice con la serie de Narnia).  Esta serie cuenta con cuatro libros (los cuales espero poder leer y reseñar este año), y ellos son: Dealing with Dragons, Searching for Dragons, Calling on Dragons, and Talking to Dragons (o, tratando con dragones, buscando dragones, llamando a los dragones y hablando con dragones).

El libro cuenta la historia de una princesa que se revela a su destino, de casarse con un príncipe que no conoce y que, por consiguiente, no quiere como marido. Se escapa del castillo de sus padres, y se va a vivir con los dragones, ofreciéndose como princesa de un dragón, cosa que en este libro es visto, para los dragones, como un elemento de estatus. La princesa es más feliz viviendo con los dragones que con sus padres.

Comentario final: el libro tiene sus rasgos interesantes, pero a veces peca de demasiado inocente. Además, los personajes parecen tener ambiciones sin objetivos demasiado claros. “Me voy a vivir con los dragones” … está bien, pero… ¿por qué? ¿Por qué no mejor irse a las montañas a cultivar tapioca? (disculpen mi ignorancia sobre el cultivo de la tapioca) ¿Qué sucede con tus padres, o el resto de tu familia? ¿Qué sucede con tus amigos, tus recuerdos de infancia, tu herencia, etc.? “No sé, me voy a vivir con los dragones”. Y hay otros ejemplos parecidos. Pido disculpas, pero yo pienso tanto en las motivaciones de los personajes cuando escribo, que cuando veo este tipo de literatura simple, me hago este tipo de preguntas para ver si puedo entender mejor lo que el autor, o los personajes piensan. Espero que, en los subsiguientes libros, esta cuestión esté un poco mejor pensada.

Cita del libro:Well I’m not a proper princess then!” Cimorene snapped. “I make cherries jubillee and I volunteer for dragons, and I conjugate Latin verbs– or at least I would if anyone would let me”.

Sigan leyendo,

GG Klimt

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s