Viendo anime como inspiración para escribir

La verdad es que veo mucho anime, y leo un poco de manga. El manga no lo considero como literatura per se, pero no lo tomo eso como un insulto, sino que creo que el manga está en una categoría única por sí misma, ya que no se trata de comics, ni de libros de manera tradicional, sino algo diferente y especial.

Estoy leyendo el manga de Saint Seiya, también conocido como los Caballeros del Zodiaco, y en cuanto a anime, terminé de ver hace poco a Hokuto no Ken (ambas partes) y sigo a Detective Conan y Dragon Ball Super. Los fines de semana trato de ver alguna de las películas importantes del anime. La última que vi fue Princesa Mononoke. Tengo una lista que encontré online con las mejores 100 películas de anime de la historia… aún tengo unas 70 por delante.

Hace dos semanas empecé a leer Dragon Ball desde cero. El catalizador fue un video de youtube en el que mostraban algunas escenas de Goku y Krillin entrenando con el maestro Roshi. Continué leyendo hasta encontrarme con Dragon Ball Super, como dije antes, y, como la serie aun la están continuando, estoy esperando a que aparezcan nuevos capítulos.

No sé si lo había dicho ya, pero soy un fanático de Sherlock Holmes y Conan Doyle. No solo he leído los libros, sino que me encanta la serie de Sherlock en la que Benedict Cumberbatch es el mismísimo Sherlock Holmes, y también recomiendo las series de historias de Sherlock Holmes en alemán, en forma de audiolibro. Estas últimas son excelentes. El autor que hace de Sherlock hace muchísimos doblajes en la televisión alemana y aparece también en muchas publicidades. Las historias son las de siempre, con algunas nuevas, pero todas en forma de dialogo, lo que les da una impronta diferente a los personajes.

Las historias buenas me motivan, porque me muestran ese extremo, ese objetivo imaginario que podría llamarse perfección, a donde uno puede aspirar, o al menos acercarse lo más posible, si trabaja duro en su arte.

Sin embargo, las historias malas, me motivan más. Muchas veces ha sido la suerte que ha hecho una historia famosa, o unos buenos gráficos, o alguna cosa… pero el resultado general no es bueno. Me ha sucedido no hace mucho viendo a Game of Thrones, famoso por obvias razones, pero cuyo final me desilusionó terriblemente. Eso me mostró que una historia no tiene que ser buena de principio a fin para ser buena, o volverse popular. Y en cuestión de animé, tengo muchísimos ejemplos, que, para no herir susceptibilidades, solo mencionaré ejemplos si existe una discusión al respecto en la sección de comentarios.

Para el caso, no me gusta decir que algo “no me gusta” de manera tajante y terminante, como hacen muchos en twitter, tratando de ser ofensivos para la gente a la que si le gustó esa serie. DETESTO A DRAGON BALL, y saldrán los defensores de Goku a dedicarle miles de mensajes. Lamentablemente el odio genera más visitas en internet. Solo para aclarar, me gusta muchísimo Dragon Ball y ha definido mi infancia… el manga es mejor que el animé, porque tiene menos escenas de relleno y ninguna repetición de escenas de peleas. ¿Ven? Una crítica no destructiva.

Sigan leyendo, y mirando series,

GG Klimt

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s